SÍGUENOS (FOLLOW)

Doctor Juan Vélez

¿Cómo mejorar tu sueño en la pandemia?

Sueños pandémicos
La

pandemia por COVID-19 alteró más que nuestras vida cotidiana, incluyendo nuestro ciclo circadiano del sueño. Hilos de Twitter que contaban extrañas pesadillas relacionadas con este nuevo virus, para después una serie de estudios y encuestas nos demostraron que alrededor del mundo las personas y sus experiencias oníricas no eran lo mismo que antes.

 

El profesor de psiquiatría Tore Nielsen, quien dirige el laboratorio de sueños y pesadillas de la Universidad de Montreal, publicó un artículo donde ofrece algunas explicaciones de lo que él llama la “marea onírica”. Aunque puntualiza que todavía no existe una evidencia científica al respecto, si menciona algunos factores que estarían repercutiendo en nuestro descanso: : la alteración de los horarios habituales, que incrementa la cantidad de sueño MOR (movimientos oculares rápidos) y, por tanto, la actividad onírica; el riesgo de contagio y la obligación de distanciarse, que interfiere en la capacidad de regular las emociones, y, finalmente, la prensa y las redes sociales, que habrían amplificado la reacción del público.

Aunque desde el inicio de la pandemia muchas personas presentaron insomnio, para otras significó un mayor tiempo de descanso, aunque también la hora de dormir pasó a ser más tarde.

Ciclo del sueño
MOR
Insomnio

“Cuanto más se duerme, más se sueña. En los laboratorios del sueño, cuando se permite a los pacientes que duerman más de nueve horas y media, recuerdan un mayor número de ensoñaciones que cuando descansan las típicas ocho horas. Dormir más también alarga proporcionalmente la fase MOR, durante la cual acontecen los sueños más vívidos y emotivos”, explica.

El hecho de externar la fase MOR también implica tener sueños más extraños. Recordemos que el sueño tiene un ciclo de fases profundas y ligeras, Nielsen explica que entre más se satisface la necesidad de dormir es más fácil que se produzca la fase MOR.

“Es posible que algunos madrugadores se hicieran noctámbulos, personas que acostumbran a tener más fases MOR y más pesadillas. Por otro lado, al recuperar los déficits de sueño acumulados en los días o semanas anteriores, es más probable que se despertasen de noche y recordasen lo que estaban soñando”, sostiene.

Al entrar en esta fase es más factible que se sueñe con fragmentos de vivencias, como los recuerdos más duraderos del día a día. También ayuda a la resolución de problemas, es ahí donde Nielsen encuentra una relación con ensoñaciones acerca de encontrar la cura para la Covid-19. 

Que nuestra situación actual también invada nuestro tiempo de descanso no es tan malo como parece, en algunas circunstancias. Si no se trata de un trauma, el sueño puede funcionar como una vía de escape de nuestros miedos y así ayudarnos a enfrentar adversidades futuras. Es por esto que algunos relatos hablan sobre miedo al contagio, aunque algunas veces ese temor aparece con una apariencia metafórica, es decir, en forma de un insecto, extraterrestre, etc.

Nielsen es preciso en señalar que “la repercusión que tenga la pandemia en los sueños de una persona dependerá, en última instancia, del trauma que le haya causado y de su capacidad para superar la adversidad”.

Hábitos saludables

Algunas de las recomendaciones para un mejor descanso son tratar de respetar los horarios de cada actividad, desde el trabajo hasta el tiempo de comida y de sueño. Busca actividades para relajarte como hacer ejercicio o meditar, ya que entre más ansioso te encuentres existen más posibilidades de alteraciones en el sueño. Por último, es importante reducir el tiempo de exposición en las redes sociales, sobre todo si se busca información sobre la pandemia, a tan solo una hora al día y de la misma fuente.

Si aún así padeces de insomnio o pesadillas frecuentes, consulta con un especialista de la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *