SÍGUENOS (FOLLOW)

Doctor Juan Vélez

Diccionario de lo coloquial: ¿Qué quiere decir la gente con languidez?

Entre

el bienestar emocional y la depresión se encuentra la languidez. Las personas que la sufren sienten como si sus días no tuvieran rumbo o como si miraran su vida a través de una ventana empañada, es decir, que su motivación está en declive y tienen problemas de concentración. Pero con el nacimiento de este nuevo término hay que estar al pendiente de por cuánto tiempo nos sentimos así, ya que estos síntomas pueden manifestar una enfermedad mental si permanecen en el tiempo.

 

Término de languidez

La contribución del término languidez fue por parte del sociólogo Corey Keyes, a quien le llamó la atención que en medio de la pandemia muchas personas no tenían un diagnóstico de depresión, pero tampoco estaban prosperando. Su afán por nombrar a esta serie de emociones, que se están experimentando con más fervor desde el año pasado, también se fundamenta en que cuando logramos ponerle un nombre a lo que nos ocurre se da un paso hacia la aceptación. 

Pero el punto más importante para hablar sobre la languidez fueron los resultados de sus investigaciones porque, aunque los síntomas son leves, una persona que la padece está predispuesta a la depresión. 

Languidez
¿Qué es languidez?
Término languidez

“Su investigación sugiere que las personas con más probabilidades de padecer depresión grave y trastornos de ansiedad en la próxima década no son las que presentan esos síntomas en la actualidad. Son las personas que languidecen ahora mismo”, explican en un artículo del The New York Times.

Entonces, la languidez es el inicio de un cambio que puede llevarnos hacia una enfermedad mental, pero para no ser tan catastrófistas, es preciso mencionar que el sentirse identificado con este nuevo término nos da la oportunidad de actuar a tiempo y contrarrestar el malestar emocional.  

  

Generar hábitos saludables

Además de acercarse con un profesional de la salud mental, hay algunos hábitos que pueden integrarse a la rutina diaria de la nueva normalidad como proponerse pequeñas metas. Una vez establecidos objetivos claros y realistas, que pueden ir desde leer un libro o emprender en un nuevo proyecto, hay que destinar un hora y tiempo fijos. Poco a poco la concentración irá aumentando, lo que producirá bienestar. Sin embargo, si la sensación de falta de interés, falta de disfrute o tristeza ocurren la mayor parte de los días y ya van dos semanas o más tiempo, es muy posible que si se trate de una depresión y buscar atención profesional debe volverse prioritario.

Si en este punto te preguntas si tu sentir es languidez o realmente estás deprimido, es mejor que la respuesta se encamine a pedir ayuda y comenzar con un tratamiento aunque consideres que no es para tanto.

Tener languidez
Glacier Maruelno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *